Fui Gabriela por un día en el Split 6k Adidas

Artículo por @manumanuti #therunningalmanac

Playlist: Adidas 6k en Spotify

 Me había hecho a la idea de no correr el Split 6k de Adidas en la Ciudad de México; las inscripciones se abrieron y se cerraron en el fútil lapso de unos frustrantes 20 minutos un viernes por la mañana. No alcancé lugar. Omar (@rood_omar) -y su novia Gaby (@gapayan)– sí.

Processed with VSCOcam with m4 preset

Un día antes de la carrera una infección intestinal, rudamente inoportuna para Gaby, y sumamente oportuna para mí, le impidió participar, por lo que me ofreció su lugar en la competencia. Benditos parásitos malditos.

A las 6.30 am me encontré con Omar en el guardarropa, para que me diera, casi de contrabando, el chip y mi número de competidor. En ese momento me convertí en Gabriela por un día. 

Era tan temprano que la obscuridad era absoluta, y el cielo, por el intenso frío, se mantenía aún cubierto y arropado con su manto de estrellas.

Improvisamos uno estiramientos casi inexistentes, para engañar un poco al cuerpo, y nos acomodamos entre la gran manada de corredores apretujados en cuello de botella detrás de la línea de salida.

Me da mucha risa, y me frusta, la cuenta regresiva antes del disparo: ¡3,2,1… y arrancan!

Uno se imagina partiendo como caballo desbocado, y en realidad siempre hay tanta gente que terminamos avanzando como zombies empelotados con deficiencias motoras.

Me apuré a esquivar personas, y me subí a la banqueta para evitar chocar con los demás corredores. A Omar ya no lo veía, pero tenía la certeza de que se encontraba a unos pocos metros detrás de mí, vigía como un depredador implacable de la sabana subsariana, esperando el momento justo de una flaqueza repentina para rebasarme y echármelo en cara:

“Nos vemos en la meta, Manu”

El recorrido en Chapultepec es entretenido pues vas rodeado por los enajenados corredores y por los árboles del bosque, además de pasar al costado de un lago de reflejos claros, de nubes y de soles. Una bajada pronunciada al principio era la única irregularidad topográfica, el resto del camino fue plano, facilitando el mantenimiento estable del ritmo durante toda la competencia

A diferencia de una carrera de 10k o más, los 6 kilómetros se corren a toda velocidad de principio a fin. 

Francamente mo me sorprendió ganarle a Omar, pues este año he entrenado mucho más que él. Lo que sí me desconcertó fue el mínimo margen de diferencia: tan solo 15 segundos de desfase.

El próximo Split de Adidas es de 9k, y Omar, al final, lanzó la sentencia al aire, como una maldición de brujería, de que entrenaría más y mejor para la próxima ocasión. Preparen todos sus iPhones, porque el próximo 21 de abril, habrá final de fotografía.

Por el momento festejo yo, “Gabriela, por un día” porque vencí a Omar en el Split 6k de Adidas.

Split 6k Adidas

Anuncios

2 comentarios en “Fui Gabriela por un día en el Split 6k Adidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s