El Maratónico Monterrey: 21km de Nuevo León

Artículo por @manumanuti #therunningalmanac

Man in the Mirror by Michael Jackson.

Sábado 21 de Noviembre

Un día antes de la carrera mi madre y yo nos fuimos a correr por el Paseo de Santa Lucía para aclimatarnos, y para conocer ese hermosa zona de la ciudad.

Processed with VSCOcam with c8 preset

540 metros sobre el nivel del mar, comparados con los 2250 de la Ciudad de México; en Monterrey se respira mejor, y por ende se corre más ligeramente, que en la capital del país.

Mi madre con sus leggings nuevos de Batichica,y sus audífonos con playlist de música latina en Spotify. Yo detrás de ella con mi cámara tomándole fotos y escuchando la música que provenía de las bocinas públicas del Canal.

Corrimos casi 7 kilómetros, nada mal, y nos sentimos por fin listos para la competencia del día siguiente. Al terminar, acudimos puntualmente a la recolección de los paquetes a Sport City Valle, en San Pedro, donde nos informaron, muy a nuestro pesar que se habían cambiado la sede para recoger los kits.

¡Eso está muy bien! comenté irónicamente.

Fue entonces que tomamos otro Uber par ir a La Plaza de los Héroes, a un costado del Palacio de Gobierno. En 10 minutos ya teníamos nuestra bolsita de plástico con la playera oficial y algunos folletos.

Ese día comimos hamburguesas en Mr. Brown y yo todavía me cené una pizza en Café Iguana. Fue justo la carga calórica necesaria para los 21 kilómetros que nos esperaban al día siguiente.

Processed with VSCOcam with c2 preset

Domingo 22 de Noviembre

Alarma muy temprano por la mañana -como de costumbre- para caminar por la habitación y auto inducirme las ganas de ir al baño. Después la regadera para terminar de despertar.

Processed with VSCOcam with c8 preset

Les recomiendo dejar todas sus cosas listas la noche anterior, no solo para las carreras, sino también para cuando tengan planeado salir a correr por las mañanas.

Ponerse el  short, sujetarle a la camiseta el número y el chip con esos alfileres rústicos, y amarrarse los tenis (a mí siempre se me olvida hacerlo en la noche y me agarran las prisas).

Me encontré con mi madre en el lobby del hotel y nos dirigimos al lugar de salida. Alrededor de 5 mil corredores participarían en el medio maratón de Nuevo León.

Processed with VSCOcam with c2 preset

Movíamos las piernas para calentar, ya algo apretujados por los demás runners. A 2 minutos del disparo, nos deseamos suerte, mientras me aseguraba de que la música de mi mamá funcionara perfectamente y también su  app de Runkeeper para medir el performance durante la carrera. Yo ya desde hace unos meses me cambié a Nike+, y me encanta.

Agréguenme en Nike+: manumanuti

Arrancamos.

Desde el principio me sentí muy bien. La mañana era fresca y el cielo estaba nublado. Con el paso de los minutos, las nubes se abrieron y dieron paso a un sol brillante. La temperatura fue perfecta durante todo el recorrido.

Processed with VSCOcam with c8 preset

Como siempre sucede, había gente que empezaba con los bríos altos y te rebasaba casi de inmediato. Gente que después, en la segunda parte de la carrera, te reencuentras ya agotada, con el andar pesado, y pues aprovechas para rebasarlos.

Entonces, me acordé de las sabias palabras de mi sacrosanta madre:

“Todo es cuestión de tener condición y resistencia”.

Y es muy cierto, aunque yo le agregaría también “la constancia”. Durante las carreras soy muy contante, no me presiono, ni acelero si logro mantener un ritmo menor de 5 mins/km.

Y además me sucede algo, no sé ustedes, pero normalmente mi segunda parte de la competencia es más veloz que la primera, quizá es por saber que falta menos distancia, por el incremento en la producción de sustancias en mi cuerpo, o por la motivación y el empuje de los demás corredores. Qué se yo.

Processed with VSCOcam with c8 preset

La ruta por cierto me encantó, porque fue muy plana, a excepción de algunas  subidas pequeñas que se compensaban con bajadas proporcionales, en las que aprovechaba para estirar los brazos y dejarme llevar por la gravedad.

La playlist como siempre fue uno de mis grandes estimulantes. Me avergüenza decirlo, pero en mi lista de este mes tengo dos canciones de Justin Bieber, y obviamente la nueva canción de Adele: Hello, la cual canté como ella misma, en medio de mi “bosque urbano”, mientras corría afanosamente. Escucha mi playlist en Spotify.

También estuve campechaneando con otras playlists de meses pasados, y de hecho terminé la carrera con Monalisa Overdrive de la película de Matrix Reloaded (si, otra vez), que era de mi Playlist del medio maratón en el Tajín, Veracruz.

En los últimos metros, rebasé a varios corredores y crucé la meta en 1 hora 40 minutos y 51 segundos. Quería bajarle del 1:40, y creo que en realidad sí lo logré, porque la distancia resultó ser de 21km y 300 metros.

Esta vez no pude ver a mi mamá en la meta, y me la fui a encontrar en la zona de recuperación, ya con su imponente medalla colgada del cuello.

Processed with VSCOcam with c8 preset

Nos abrazamos, tomamos las selfies protocolarias, primero enseñando la medalla, y después mordiéndola. Y nos fuimos caminando hacia el hotel para relajar las piernas, contentos mientras platicábamos sobre la carrera.

“Me sentí muy bien, 2:36 minutos, mejoré mi tiempo de Córdoba“.

“Felicidades madre. En tres semanas nos toca correr en la ciudad de México, la nocturna de Banamex”.

Si te interesa leer toda mi experiencia de fin de semana en Monterrey, incluyendo lugares qué visitar, restaurantes y dónde hospedarte visita alanxelmundo.com

Anuncios

5 comentarios en “El Maratónico Monterrey: 21km de Nuevo León

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s